• Manuel Arenilla Sáez

Cómo potenciar los ODS desde los órganos fiscalizadores

El panel sobre la Contribución de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadores Superiores (OLACEFS) en la implementación de los ODS en la región en el último congreso del CLAD resulto una agradable sorpresa. Esta institución ha entendido que las entidades fiscalizadoras superiores tienen un rol fundamental que cumplir en la implementación de los ODS, lo que se ha visto reflejado no solo en las auditorías coordinadas que se han llevado a cabo entre diversas entidades fiscalizadoras superiores de la región, sino sobre todo por la orientación que se puede aportar a las políticas públicas de los Estados miembros.


La primera ponencia la realizó el presidente de OLACEFS Eduardo Shack Yalta que también es Contralor General de la República de Perú (CGR). En ella se expuso el rol transversal que ejerce la organización en la implementación de los ODS a través no solo del fortalecimiento de las entidades fiscalizadoras superiores de la región de América Latina y el Caribe, sino del fortalecimiento de la colaboración transnacional y el desarrollo coordinado y eficaz de la rendición de cuentas. Concluyó en que las entidades fiscalizadoras superiores deben orientarse a cumplir las metas planteadas por los ODS: gobernanza inclusiva; corrupción transnacional; actuación frente a desastres; innovación y nuevas tecnologías en el control gubernamental; y consolidar una política de comunicación enfocada en fomentar la participación de la sociedad civil y la credibilidad de las entidades fiscalizadoras. superiores.


gif

A continuación, se trataron los desafíos que tienen en la actualidad las entidades fiscalizadoras para lograr la implementación efectiva de los ODS: necesidad de establecer un método de acompañamiento y un lenguaje común, además de consolidar y comunicar los resultados de los esfuerzos que llevan a cabo. Esto pretenden conseguirlo mediante: la evaluación de la consecución de los ODS; la auditoría del funcionamiento y la confiabilidad de los datos que producen esas entidades; la realización de auditorías de desempeño en aspectos específicos de los ODS; la evaluación y el apoyo a la implementación del ODS 16 (sociedades pacíficas e inclusivas; justicia para todos; instituciones eficaces, responsables e inclusivas); y ser modelos de transparencia y accountability en sus propias actividades.


La última ponencia expuso una serie de buenas prácticas de participación ciudadana en las entidades fiscalizadoras superiores de Latinoamérica y el Caribe. Se consideró que un buen camino para luchar contra la corrupción es promover la participación de la ciudadanía en los procesos de fiscalización. Incrementando el control social, la sociedad comprenderá y valorará la labor de la misión fiscalizadora de estas entidades. De esta manera, se llevarán a cabo las previsiones establecidas en el ODS 17 (fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible). En el caso de Perú, sus esfuerzos para el trienio 2019-2021 se orientarán también, en concordancia con el ODS 16, a reducir la corrupción y crear instituciones eficaces, responsables y transparentes al servicio del ciudadano.


El panel nos ofreció una perspectiva inesperada y estimulante de las enormes posibilidades que pueden ofrecer los órganos de control, y no solo los señalados, en el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus ODS. Esperemos que cunda el ejemplo de la OLACEFS.


#CLAD #ODS #SDGs

39 vistas

© 2020 Manuel Arenilla